28 febrero, 2011

Recibiendo y ofreciendo ideas educativas....

El pasado sábado 26 de Febrero estuve junto con algunas/os compañeras en la Sede de Fundación Telefónica a propósito del proyecto que llevan a cabo Educared y a través del que apuestan por mejorar la educación e intentar hacerlo a través de la aplicación de las Tic en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Agradezco enormemete la invitación por parte del Equipo de Educared, así como haber podido vivir y compartir las ideas y el entusiasmo sobre nuestra profesión que invadió por unas horas la planta 13 de Edificio de telefónica en Madrid, con otros invitados/as como @juanjomunoz, @balhisay, @pedrojimenez, @NoLolaMento, @purastor, @ftsaez y Teresa Lázaro y desde el Equipo de Educared con José de la Peña, Marián Juste, Francisco Moro, Almudena Cárcamo y Elisa Hernández.


Ya se han realizado tres interesantísimos post sobre el encuentro, cuyo contenido comparto, y que os enlazo a continuación, pero aún así voy a exponer lo vivido desde mi persona.

Lola Urbano con su post Yo no soy finlandesa [modo terapia ON]
David Álvarez con su post #educared: Innovación Abierta y Living Labs
Fernando Trujillo con su post Si pudieras cambiar una sola cosa en educación...


Ciertamente, y como dicen los compañeros, el tema de la visibilidad es importante para llegar a ser invitado a este tipo de eventos, pero sin duda alguna eso no nos hace ser ni mejores ni peores que otros docentes muy implicados en su trabajo y que no son tan visibles en las distintas redes sociales. Creo que el ser visible es cuanto menos interesante e importante muchas veces por aquello que puedes compartir con los demás, y otras por todo lo que puedes recibir consciente e inconscientemente que hace que tus propios procesos de acción vayan siendo modificados y te crea la necesidad de estar constantemente explorando nuevos contextos de enseñanza-aprendizaje para llevar a cabo en tu clase.

Una idea clave para mí, que se realizó al inicio del encuentro fue la de @pedrojimenez sobre la necesidad de cambiar el orden en las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) y modificarlas, según lo entendí, por CIT (Comunicación e información apoyadas por las tecnologías).
Me explico con mayor detenimiento, actualmente se potencia el uso de las tecnologías, se provee a los alumnos de tecnologías (5º de primaria) y se dota a "algunos centros y profesores" de gran cantidad de tecnología, me refiero principalmente a ordenadores, pero se olvida de dotar a dicho alumnado, profesorado y centros de los conocimientos y de la profesionalidad para utilizar de manera correcta y adecuada a las necesidades dicha tecnología, es decir, lo primero es comunicar e informar y cuando uno sabe qué es lo que desea comunicar a su alumnado, cuando un centro conoce de qué quiere informar a la comunidad educativa, cuando unos alumnado para realizar determinadas tareas conozcan que quieren comunicar, entonces asumiran la necesidad de utilizar las tecnologías y los programas de las mismas que necesiten. Es falsa la idea de que la informática y las tecnologías van a solucionar el problema de la educación sin más.
En este sentido la formación instrumental en las mismas me parece algo importante, pero no es completa, ya es que es necesario dotar al profesorado de la consciencia, crítica e importancia que tienen los contenidos y luego enseñarles el uso de las tecnologías para transmitirlos.

Frente a la primera pregunta que se nos planteaba para el debate "Si sólo puedieras cambiar una cosa en la educación ¿qué cambiarías?" ciertamente se dieron múltiples respuestas que comparto en mayor o menor medida, pero en la que me quiero centrar sin menospreciar las otras, es en la aportada por Fernando Trujillo sobre la necesidad de cambiar la formación que el futuro profesional de la educación recibe en nuestras actuales universidades.
Personalmente viví mi estancia en la Universidad como un mero trámite para poder opositar, ya que previamente realicé el Curso de Técnico Superior en Educación Infantil en el IES LLanes donde afortunadamente fui tutorizada por grandes profesionales de la educación que sabían que se "cocía" en un aula de infantil, qué inquietudes y qué nuevos planteamientos educacitivos se estaban gestando en el ámbito de la enseñanza de la educación infantil, y sinceramente creo que de eso carecen en gran parte nuestras universidades, con excepciones por supuesto, que también tuve importantes docentes que me marcaron en el paso universitario. Creo que los profesores de universidad, en su mayoría, no saben qué nuevas propuestas metodológicas están sucediendo en las escuelas reales, se centran en transmitir viejas perspectivas o teorías educativas y quienes pretenden ser docentes terminan su carrera universitaria sin saber qué supone realmente ser docente de Educación Infantil.

La respuesta a la anterior pregunta que llevaba preparada para el debate es la que expuso Juanjo Muñoz y que tan claramente expone David Álvarez en su post sobre este mismo debate, y es el actual modelo de acceso a la función pública y la permanencia en ella independientemente de los resultados de cada profesional.

Finalmente, quiero concluir con la idea que una de las grandes barreras que encontramos los docentes de Educación Infantil a la hora de trabajar las TICs es que sencillamente se nos excluye administrativamente en la dotación de infraestructuras informáticas y de otra índole tecnológica que nos dificulta el acceso a las mismas, así como de algunos cursos.
En los centros se dota de un aula de informática, donde mayoritariamente las horas van a primaria y si hay horas de sobra nos la prestan al profesorado de infantil, igual pasa con el gimnasio por ejemplo. De la misma manera se dota a primaria de pizarras digitales, al profesorado de primaria de cursos para aprender su uso, de ordenadores al alumnado de primaria y a algunos docentes, a centros de secundarias de aulas y aulas completas de ordenadores, a profesores de secundaria de ordenadores, etc... (sin querer generalizar) y desde infantil nos cuesta sudores conseguir que se nos ofrezca el ordenador viejo que ya no se usa para tenerlo en el rincón del ordenador de clase, muchos docentes tenemos o hemos tenido ordenadores viejos ofrecidos por los propios familiares de los alumnos/as, cuando personalmente considero que nos merecemos mucho, muchísimo más.
Podría ser una buena idea que todos esos ordenadores que ahora sobran en los centros tics porque pasan a ser portátiles, en lugar de ser almacenados o tirados a reciclar, sean donados como dotación de las aulas de infantil. En una ocasión, en un centro conseguimos que una empresa privada que reactualizaba todos sus ordenadores donaran los "viejos" a nuestro centro y nos encontramos con más de 50 ordenadores.

3 comentarios:

  1. palsanz4:26 p. m.

    ¡Hola igualemente!
    Ahora que os sigo con más atención a los profes, me pregunto si todas estas cosas que hace la fundación telefónica sirven de algo, ¿verdaderamente se consigue algo?. Me impresiona ver cómo los profes que tengo en mi timeline de twitter están comprometidos y dicen cosas coherentes, como es tu caso, pero tengo la duda de si os frustráis a menudo, o bien, veis que todo esto sirve de algo. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:47 p. m.

    hi, good site very much appreciatted

    ResponderEliminar
  3. Hola palsanz

    Por supuesto que nos frustamos, pero como en todo vamos buscando otras formas de ver y hacer las cosas, buscando el lado positivo de la acción.
    A tu pregunta, creo que tanto te puedo decir que sirve como que no sirve, todo depende del punto de vista de la acción que están llevando a cabo, pero desde luego si te digo que desde Educared están buscando otros puntos de vista más cercanos al profesorado de "a pié" y por tanto están haciendo algo, y yo creo que por ahí se empieza.
    Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar