23 junio, 2011

Una pequeña historia...pero muy entrañable

Hoy he recibido un regalo de uno de mis alumnos y sus familiares, me ha emocionado mucho y me ha encantado, tanto que he pedido permiso para subir la historia.

Sería como un cuento futurista entre mi actual alumno y yo dentro de muchos años. Aquí os lo dejo porque me resulta muy especial.

Erase una vez un niño llamado Pepe, bueno, Pepe ya no era tan niño. Esta mañana se despertó con el corazón palpitando con más revoluciones de lo normal, sabía, intuía que algo iba a ocurrir, ...era un presagio, un presentimiento, algo que llevaba mucho tiempo esperando y que no llegaba.

Abrió su baúl de madera, cogió su carpeta verde y sacó una foto desgastada por el paso del tiempo... Su mente navegó por varias décadas en la historia y comenzó a recordar a sus compañeros de la infancia, ...un cúmulo de sensaciones ocuparon su mente,... llegaron como destellos, fogonazos, recuerdos ...Andalucía, Blas Infante, Murillo, Egipto, el Universo... y sobre todo una persona, una buena persona que le marcó para siempre.

Cuando Pepe cerró la puerta de la clase llegó el conserje con una nota en la mano... una caligrafía que le sonaba familiar confirmaba su intuición... al fondo del pasillo estaba ella., La edad había cambiado su aspecto, pero su sonrisa permanecía inalterable por el tiempo. Se sintió como un niño cuando abraza a su madre después de mucho tiempo...

Por un momento recordó las palabras que sollozando le dijo a su padre un día, cuando tan sólo tenía cinco años... Papá ….yo no quiero que se vaya. - No se va a ir Pepe, siempre estará ahí contigo, con tus compañeros, en tus recuerdos... Afirmando y otorgando la razón a su padre, la miró con una sonrisa y le dijo: “No tengo palabras para agradecerte todo lo que me enseñastes, y no sólo me refiero a leer y a escribir sino a valores como la amistad, el amor, el respeto...que me ayudaron a ser más persona. Gracias por formar parte de mi vida, de mi infancia. Gracias Beatriz.” Y se fundieron en un abrazo de eterna amistad.


FIN


PD: Estoy complemetamente seguro que mi hijo Pepe nunca te olvidará. Gracias por todo.

Pepe Lluyot Sánchez

11 comentarios:

  1. Mis lágrimas han ido saliendo y he tenido que releerlo, es el mejor regalo que te ha podido dar una familia, me encanta. Estoy segura que estos niños y niñas no te van a olvidar en mucho tiempo. Besos Loly Álvarez

    ResponderEliminar
  2. Lola y yo Lo acabamos de leer, mientras las primas duermen. Lola me miraba atentamente al tiempo que yo leía sin poder evitar emocionarme. ES UN RECUERDO PRECIOSÍSIMO. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Emoción todos los días!!! Estas son las cosas que nos mantienen vivos. Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  4. Vaya tela y vaya regalo sniff. Enhorabuena chiquitita. Hay medallas de muchos tipos, esta la tendrás grabada en donde mas se siente

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a los cuatro por vuestras palabras, es realmente muy bonito... y aquí no termina que pronto subiré el cuento que me ha hecho toda la clase y me leyeron mis niños y niñas en el escenario.

    ResponderEliminar
  6. Impresionante. He llorado como un niño. Aunque fuera sólo por este Pepe, merece la pena seguir.
    Sigamos.

    Enhorabuena, maestra.

    ResponderEliminar
  7. Es precioso y el mejor regalo que alguien te puede hacer, claro que para eso al otro lado ha tenido que haber una gran maestra, una gran mujer...
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  8. Esa es la razón (sentida) de nuestro trabajo ¿no? Precioso. Y real, yo sé que no es bambalina.

    ResponderEliminar
  9. Bea, me he emocionado y he recordado mis días en Infantil.
    Besos y enhorabuena, sigue adelante que esto es lo que queda después de nuestra jornada de trabajo.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6:33 p. m.

    Estas cosas, tan sencillas y a la vez tan sentidas son las que nos impulsan en nuestra tarea diaria de EDUCAR. Enhorabuena Bea por esta carta que te hace sentir cómo tu trabajo va por el camino deseado, por el que te desvelas y luchas por mejorar día a día. Vuelvo a reiterarte mi enhorabuena y me alegro que te aprecien en lo que vales. Un enorme beso para ti y para esa persona que comparte día y noche esos desvelos. Con todo mi cariño. Rocío Espinosa

    ResponderEliminar
  11. igualemente12:40 p. m.

    Muchas gracias por vuestros comentarios Fernando T., Carmenca, Fernando García, Lola y Rocío. Ciertamente es muy gratificante este tipo de actos por parte de los familiares de nuestros alumnos y alumnas. Besos a todos y seguimos que el próximo curso cambio de colegio.... uffff!!! cuanta ilusión ;))

    ResponderEliminar