14 septiembre, 2008

La historia de Iberoamérica desde los niños

Acabo de terminar de leer el último de los 4 libros que forman la colección que ha realizado Juan Acevedo sobre la historia de iberoamérica.

Estos volúmenes me han enseñado y concretado muchos aspectos que traté en su día cuando me encontraba en el colegio. Sobre culturas de América como la Maya, Inca... la conquista europea y en especial española sobre el centro y sur de américa sobre todo.

Los cuatro volúmenes están escritos en comic, con un lenguaje muy sencillo y fácil de comprender para un niño/a pequeño. Desde luego los recomiendo para ser adquiridos para la biblioteca del centro, para trabajar por el profesorado de primaria y trabajar la historia de Iberoamérica, como regalo para cualquier niño o niña por las aventuras que posee, el aprendizaje y los valores que propagan.

La historia la desarrollan 4 niños Sudamericanos que forman un club para conocer y recopilar objetos de su cultura pasada, desde los inicios de la civilización en el centro y sur de América principalmente hasta la sociedad actual en la que ellos se encuentran, la sociedad del Siglo XXI.

Estos cuatro niños tienen la habilidad de concentrarse en una imagen: dibujo, mapa, etc. y poder viajar al momento que muestra la imagen. De esta manera, con un libro de texto que estudian en la escuela o con cualquier libro se centran en mirar la imagen que se desplazan en el tiempo para vivir aventuras, recopilar trajes, joyas, cerámica, etc. de ese momento y volver a su vida actual trayendo con ellos lo recopilado.....
El objeto de estos cuatro niños es crear un museo para que todos los niños de Iberoamérica conozcan su pasado.

De ellos dos son niños Piolita y Achori, mientras las otras son Soledad y Carolita, acompañados por una perrita llamada Nada. Os voy a contar un poco de cada uno de ellos.

Piolita. Es de origen social humilde, el flaco es un joven ecuánime y responsable. A menudo hace de "papá" de los más chicos.

Soledad. La niña creció pronto y va adquiriendo formas de mujer (aunque ella parece no advertirlo). Es la joven estudiosa del grupo.

Achori. Es un niño muy atrevido, que pronto da fuegos para defender su derecho a ser justo y libre, a opinar y a actuar. No se deja pisar el poncho por nadie.

Carolita. La ternura no se opone a la decisión de esta niña, la sensible a la igualdad de derechos entre las personas y en especial a la discriminación de su género.

Nada. El nombre completo de esta perrita que los acompaña es "Discriminada" (por animal hembra, negra, enana, etc.), pero en la práctica quedó en "Nada". Fue adoptada por todo el grupo.

6 comentarios:

  1. He echado una ojeada por tu blog desde 2005 y me parece muy interesante; me ha gustado mucho como ibas evolucionando con respecto a los rincones. ¿Cómo lo ves ahora? Es que la teoría es una cosa y la práctica otra.
    Felicidades y un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola rockdelgo

    La verdad es que mi visión del uso de los rincones ha variado mucho, creo que el gran salto conceptual lo realicé el curso pasado gracias a las compañeras de trabajo que tuve....

    Comencé entendiendo y utilizando los rincones como complemento al aprendizaje, es decir, los niños trabajaban y luego se iban a jugar a los rincones.... Hoy día la base principal del trabajo la tengo presente en los rincones... es decir, no existe el trabajo de láminas, libro de mates, etc... en gran grupo, sino que lo tengo dividido en los rincones, de manera que cada día me siento en cada uno de ellos para ayudar y explicar sobre el trabajo a realizar, cosa que suelo hacer previamente en la asamblea.

    No sé si me he explicado bien.... pero a grandes rasgos es como ahora mismo, sin haber comenzado aún a trabajar en clase, es como puedo explicartelo.

    Saludos y me alegra que te resulte interesante mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo rockdelgo, unas preguntitas ¿tú trabajar por rincones? y ¿cómo lo llevas a cabo?

    ResponderEliminar
  4. Yo soy interino y empezaré a trabajar en este curso el martes, porque soy el siguiente por nombrar. Ya te contaré...

    En cuanto a la organización del espacio y forma de trabajar, como todavía no he tenido un grupo de principio a fin de curso, ya que he hecho sustituciones, siempre me he encontrado el aula organizada y con sus normas. De todas formas, el uso que he hecho de los rincones, y que he visto hacer, es el de, como tú decías, complemento al trabajo en gran grupo.

    Desde luego me atrae más tu planteamiento actual; por eso me ha parecido tan interesante como ibas evolucionando.

    A lo largo del día, ¿cada uno de los grupos lo pasa en un solo rincón o van rotando a lo largo del día por los mismos? Y tú, ¿estás cada día en un rincón o rotas durante la jornada?

    Te pongo como enlace; es un diario de clase fenomenal.
    ¡¡Un saludo!!

    ResponderEliminar
  5. Hola rockdelgo

    Espero ser capaz de explicarme. Los rincones los trabajo de 10 a 11 de la mañana. Y durante esa hora, que suele ser menos porque primero hay que preparar cada mañana el rincón y luego hay que recoger... total que trabajan en ellos unos 40 minutos. Cada día hay un solo grupo de niños en un rincón.

    En cada rincón hay una actividad programada a realizar: bien sea un formato de la secuencia que se trabaja, una o dos páginas del libro de matemáticas o poner la mesa para 3 comensales...

    Durante esa hora que trabajan tienen que hacer la actividad programada y luego pueden jugar libremente con el material expuesto en dicho rincón.

    Después del recreo suelo hacer actividades en gran grupo o individualmente sobre música, vídeo, psicomotricidad, ordenador si lo permiten las circunstancias, etc... y dejo algo de tiempo para el juego libre en rincones, en ese momento el que no ha realizado o terminado la actividad en su rincón debe terminarla.

    ResponderEliminar
  6. ¡Bueno, te has explicado a la perfección! Muchas gracias por contestarme de forma tan completa.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar